+52 (55) 5535-1942 +52 (56) 2390-3196 contacto@algoryt.com

Como aumentar la rentabilidad en tu empresa

El éxito de una empresa se mide generalmente a través de su rentabilidad, que es la capacidad de generar utilidades y riqueza para el emprendedor, de acuerdo con especialistas.

Determinar si un negocio es o no rentable depende de varios factores, el tiempo invertido, los recursos destinados y la capacidad de respuesta de la compañía hacia los clientes.

Te compartimos 4 consejos que te ayudarán a elevar el nivel de rentabilidad de tu compañía:

1. Gestiona tus costos de manera correcta

Uno de los retos más grandes que deben enfrentar las empresas, es almacenar, manejar e interpretar los grandes volúmenes de información que generan sobre sus procesos y su dinero, sin embargo, eso es la mitad del aspecto administrativo de un negocio, la otra parte se ocupa de checar los costos del negocio.

Dicho esto, lo ideal es que te apoyes con una herramienta ERP (Agregar link a qué es un ERP) para centralizar todos los datos de tu compañía y tener un control total sobre la liquidez de tu institución y el curso que sigue cada peso que gastas.

Al contar con este tipo de softwares podrás identificar, de forma rápida y sencilla, cómo se distribuye el presupuesto de la empresa y qué gastos ajustar si quieres mejorar la rentabilidad de tu negocio.

Una de las causas fundamentales de que un negocio pierda dinero o no sea rentable, es que tiene sus costos demasiado altos, o está perdiendo dinero sin saberlo. En este caso, tiene que hacer una lista de todos los egresos que tenga, sean grandes o pequeños, y repartirlos entre costos fijos y variables. Para este propósito te será de gran utilidad elaborar un estado de flujo de efectivo mensual en el cual podrás analizar en qué rubros está gastando más en tu empresa y en cuáles se pueden realizar ajustes que te permitan ser más eficiente.

2. Enfócate en la experiencia de tus clientes

Al momento de buscar la rentabilidad de un negocio, las empresas suelen poner toda su atención en identificar en qué sectores conviene invertir su dinero, cómo es su proceso de producción y cuáles es su situación financiera.

Sin embargo, olvidan que uno de los elementos clave para que una compañía sea exitosa, es brindar la mejor experiencia posible a los consumidores.

Dicho esto, una de tus prioridades debe ser evaluar cómo son tus procesos de venta y qué tan satisfecho está el cliente con lo que ofreces y con la forma en la que lo atiendas.

Ten en cuenta que hoy día las personas cuentan con más información sobre lo que adquieren, puesto que las nuevas tecnologías y hábitos de los consumidores incluyen, por ejemplo, una investigación previa en buscadores o canales digitales sobre lo que quieren comprar.

Como consecuencia al momento de acudir a ti, ya tendrá información sobre tus servicios o productos como pueden ser:

– características

– Beneficios

– Costos

– Defectos o puntos negativos

– Competencia

– Reseñas

– Atención al cliente

Así que la experiencia que tenga el usuario desde el momento en que te contacte hasta el cierre de la venta será el factor determinante por el que decidirán escoger tu marca y fidelizar con ella.

3. Optimiza la producción y el almacén

En caso de líneas de producción, analice los gastos del proceso de manufactura para optimizar la eficiencia operacional. Estudie los costos de materia prima a través del tiempo, y de haber algún aumento, añádelo al precio de venta correspondiente.

Evalúe su almacén e inventario para maximizar el espacio y determinar qué productos se “estancan” en su almacén y ajuste la producción correspondientemente. Recuerde que dinero invertido en exceso de inventario es dinero que no tendrá disponible para invertir en otras oportunidades que generen beneficios.

La falta de información actualizada representa desperdicios en labor, espacio, equipo e inventario, el seguimiento y control es una actividad importante en tu empresa, ya que al tener una visibilidad confiable del mismo puedes tomar mejores decisiones además de reducir costos al no cargar con excesos o faltantes de mercancía y por lo tanto ofrecer un mejor servicio a tu cliente.

4. Mejora el uso de la tecnología

Para convertir su empresa en una gran empresa necesita ir más allá de las hojas de cálculo manuales, los paquetes de contabilidad y las soluciones de software aisladas, ya que, inevitablemente, pondrán freno a su rentabilidad.

Con SAP Business One centralice la gestión del inventario y las operaciones, incluidos el envío y la facturación. Realice una valoración del inventario utilizando diversos métodos, como el cálculo de costes estándar, la media variable y más. Supervise fácilmente los niveles de existencias y las transferencias a través de distintos almacenes, y gestione actualizaciones del inventario y comprobaciones de disponibilidad en tiempo real. Gestione la fijación de precios aplicando automáticamente el volumen, el efectivo y los descuentos de cuenta a las transacciones con proveedores y clientes.

Conoce la solución única e integrada que proporciona una visibilidad completa de todo su negocio y un control total sobre cualquier aspecto relacionado con sus operaciones, con esto puedes obtener un mejor manejo y operatividad de tu empresa o negocio.

software ERP

¿Ya conoces SAP Business One?

Deja un comentario